lunes, 7 de enero de 2013

Hacia lo desconocido


Los paisajes son siempre bonitos, haya luz u oscuridad. ¿Cuánto tiempo vamos a estar mirando por encima? Es hora de adentrarnos en cada rincón de la ciudad y describir lo que esconde cada olvido. Niños jugando por las calles, parejas besándose, peleas, abuelos paseando... En la calle nos podemos encontrar de todo, desde lo más apasionante e inesperado hasta lo más horripilante y doloroso. 

Además, la calle siempre oculta algo. Sé que no me salgo siempre con la mía, no siempre soy capaz de descifrar sus jeroglíficos, pero yo lo sigo intentando. Un viaje, una sonrisa, un escrito, una ilusión... Podemos ver millones de palabras, números e imposibles en cada muro, en cada calle, en cada verso. ¿Sabes qué? Quizas la historia de mi vida se refleje más allá de las paredes que me envuelven y sólo sea yo el elegido para descubrir quien soy.

Mientras la incógnita se resuelve por sí sola, voy a viajar contigo hasta que rocemos las nubes con los dedos y afirmemos que la vida es algo más que un deseo en vano. Gracias por adentrarte conmigo hacia lo desconocido, juntos haremos lo imposible realidad. Lo sé.

Caruli.

No hay comentarios:

Publicar un comentario